Recuerdo que eran tipo las 4am

Cuando estaba conversando atrás en el 2010 con Dr. Guzmán de Guatemala y Dj Coyote de Puerto Rico sobre las fiestas y eventos, hablábamos de como muchas veces salen personas fuera de lugar pidiendo rolas que nada que ver con el contexto del lugar o la propuesta musical del dj. Esta bien si las piden, pero que no insistan si les decimos que no tenemos esa canción o como muchas veces pasaba, ni conocíamos la rola. Entonces fue cuando el Guzmán dice, “¡Si ombe, si somos djs, no somos rockola!”. Ese fue el momento cuando supe el nombre del proyecto que llevaba ratos pensando. Era una idea grande, pero ya tenía el nombre perfecto.

Queríamos hacer de todo

Así que este nombre era el ideal porque no dice lo que somos, sino lo que “no somos”, así que podemos realmente ser lo que queramos ya que no estamos encajonados por un nombre que te identifica a algo en especifico. Y tampoco es el nombre de un objeto, es una declaración dicha por un grupo de personas ya que lleva el “somos” que lo vuelve plural. Es un grupo de personas diciendo “No somos rockola!” y como saben las rockolas son una lista de reproducción con lo más popular, lo que todo mundo conoce. Pero nosotros no queremos ofrecer algo que cualquier rockola puede ofrecer, queremos ofrecer estilos auténticos y personalizados.

Recuerdo que muchos amigos que conocen de marketing me decía que estaba cometiendo un error al comenzar el nombre con la palabra NO. Como saben, las palabras negativas se evaden para no relacionar a nuestra marca con esa negatividad. Pero en nuestro caso la palabra “no” es rebelde y no negativa. Es una declaración de negación a una “imposición imaginaria” que nosotros mismos nos creamos al conformarnos al estatus quo pero cuando reconocemos nuestra individualidad podemos ser auténticos y decir “No Somos Rockola”.

Entonces, ¿Que nos hace diferentes?

Pues la verdad es que somos humanos al igual que vos que estas leyendo este blog, somos imperfectos y cometemos errores, los que nos hace iguales al resto de la humanidad. Pero reconocemos quienes somos y avanzamos en la vida sabiéndolo y actuando en base a ello. Si vendemos nuestros servicios y hacemos las cosas que nos piden el cliente, necesitamos comer ahorita también, pero al mismo tiempo comenzamos a crear proyectos propios con alta propuesta de valor que va demostrando a nuestros clientes lo creativos que podemos ser y poco a poco en vez de pagarnos por hacer sus ideas, nos pagan por ser parte de las nuestras.

Por ejemplo este Podcast, The MKT Club.

Van a ver que vamos a lograr en Dunkin Donuts nos patrocine este Podcast. Le vamos hacer una propuesta tan cool que cuando tengamos los seguidores suficientes y se las presentemos, se van a c@gar cuando vean que en realidad esta pasando. 😉

¡RESERVA TU CONSULTÓRÍA GRATIS!

Puedes reservar una consultoría GRATIS en linea